la-tecnologia-de-la-nueva-industria-musical

La tecnología de la nueva industria musical

La disruptiva metamorfosis de los sistemas de negocio han llevado a las grandes empresas a replantear su modus operandi con el asentamiento del consumidor de este nuevo siglo. Comprar discos o música a través de mercados digitales ya no funciona, las empresas publicitarias y las discográficas se adaptan a un mundo donde la pantalla se ha adueñado de todo y controla el mundo que nos rodea. El imparable motor del desarrollo tecnológico, y su cada vez mayor adaptación a las jóvenes generaciones, incita a una comercialización, y por tanto, a un imponente proceso de adaptación a los medios establecidos.

La música, elemento fundamental para una campaña de comunicación, no podía ser menos y ha ido conformando, no sólo sus formas, sino incluso su propio discurso con el advenimiento de Internet y el nacimiento de nativos digitales.

Una gran referencia de nuestro país es el trabajo del centro tecnológico Eurecat, que lidera desde España un equipo de investigadores de todo el mundo. Este grupo de expertos desarrollan las primeras herramientas de producción profesional para crear canciones y también sesiones de música 3D en directo.

Según han señalado profesionales del sector, este logro trae muy buenas perspectivas para su implantación en la industria global, un mercado valorado en aproximadamente 13 billones de euros.

Si no sabes lo que es el audio 3D aquí te damos un excelente ejemplo. (No olvides usar auriculares)

ProtoPixel es una innovadora solución plug & play que aprovecha microcontroladores y conocimientos de diseño para la elaboración de la comunicación en el control de la iluminación. La plataforma permite crear cualquier tipo de superficie lumínica y contenido controlable en tiempo real con móviles, portátiles y sensores de movimiento, cámaras, etc. Muchos artistas han usado estos sistemas para incluirlos en sus espectáculos en vivo.

Pero es imposible hablar de tecnología puntera hoy en día sin dar un repaso a las tecnologías de realidad virtual. Björk fue el primer grupo en lanzar un álbum de música en VR. La islandesa presentó la semana pasada su último álbum Vulnicura aplicando esta tecnología como parte de la gira Björk Digital.

Grupos como Björk utiliza una experiencia inmersiva que se visualiza en HTC Vive. Gracias a su escalado de una habitación se ha logrado crear un espacio virtual donde los usuarios puedan explorar en un entorno físico para vivir una experiencia sensorial.

Pero hay sin duda aplicaciones musicales en VR realmente interesantes. Por ejemplo, SoundStage te transporta a un estudio virtual, donde encontrarás teclados, cajas de ritmos, sintetizadores modulares y hasta un Theremin para empezar a crear tus producciones virtualmente. Esta nueva aplicación está disponible para los auriculares HTC Vive y la puedes descargar desde la plataforma de videojuegos Steam.

Por su parte, grupos como Love of Lesbian se han servido de la tecnología VR para trasladar a sus fans a la mente de la banda, al origen de sus canciones y a los mecanismos que utilizan a la hora de buscar inspiración en “Efímera”. Esta inigualable experiencia permitió a los seguidores del conjunto disfrutar de un tema inédito cuyo videoclip se grabó en 360º y fue dirigido por Carlos Zorrilla.

El mundo de la tecnología y la música también está muy ligada al mundo de la moda. Converse Chuck Taylor All Wah lanzó un wearable muy rockero, una edición especial de sus zapatillas más famosas en las que se incluía un sistema eléctrico que proporcionaba al usuario un pedal para su guitarra. 

Por su parte, el Guincho nos proporciona, gracias a su disco “Hiperasia”, un universo futurista de realidad aumentada donde descubrir sus nuevos temas. Su lema “Internet of Things” le condujo a elaborar sudaderas y pulseras para distribuir su trabajo al público, alejándose del formato costumbrista del compact disc.

Teenage Engineering es un gran ejemplo del acercamiento tecnológico al público general. La empresa desarrolló minisecuenciadores, los Pocket Operators, que comparten la forma de una tarjeta de circuito electrónico provista de una pantalla LCD con las que podemos componer nuestras propias canciones. Llevan además un par de baterías AA más un soporte tipo clip en su parte posterior, un altavoz y conexiones para salida de audio y sincro

Zont, por otro lado, es un sintetizador que puede ser cargado en nuestro bolsillo. Zont presume de personalización y versatilidad, recuerda inevitablemente a los Pocket Operator de Teenage Engineering, pero tiene su propia distinción: sus motores de sonido son cartuchos que puedes ir cambiando. Algunos han sido compuestos en colaboración con artistas afamados como Jamie xx.

Los pequeños de la casa también pueden disfrutar gracias a “Jooki”, un proyecto que a día de hoy se encuentra en desarrollo en Kickstarter. Consiste en un reproductor de música divertido que puede ser utilizado en cualquier lugar y en cualquier momento. Diseñado para compartir la magia de la música en familia, está creado como un reproductor de música sencillo y mágico que permite a los niños elegir su propia música sin una pantalla de por medio.

Suscribirse

Compartir en:

3 thoughts on “La tecnología de la nueva industria musical”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ACEPTAR