Compra programática por qué reduce riesgos y mejora el ROI

Compra programática: por qué reduce riesgos y mejora el ROI

Quizá el término no te resulte familiar, pero la compra programática está a la orden del día en el mundo de la publicidad online. Es una técnica valiosa para los anunciantes, ya que automatiza todos los procesos que suelen darles quebraderos de cabeza. Con el RTB (Real Time Bidding),el modelo de compra de la publicidad programática, un comprador puede determinar parámetros como el precio de puja y el alcance de la red. Lo que hace la compra programática es cruzar estos parámetros con datos de audiencia o de comportamiento, dentro de una misma plataforma.

Esto significa que los expertos en marketing online pueden definir el presupuesto, los objetivos y los modelos de atribución, mientras que la plataforma ajusta rápidamente docenas de variables, en tiempo real y basadas en el rendimiento, para determinar la configuración correcta de la campaña y obtener un buen ROI. Los algoritmos, que filtran impresiones apoyándose en datos de comportamiento, hacen posible que los anunciantes puedan pasar más tiempo siendo creativos y menos tiempo frente a hojas de cálculo.

Importancia de la compra programática

La planificación automática de anuncios a través de Ad Exchanges (espacios virtualesautomatizados en los que se produce la compraventa de inventario publicitario entre anunciantes y compradores) y DSPs (plataformas que permiten la compra centralizada de inventario procedente de distintas fuentes) proporciona numerosos beneficios tanto a los anunciantes de respuesta directa como a los de marca.

La compra programática ofrece un modelo de precios 100% transparente. Los compradores pueden aprovechar el Third Party Data (datos de terceros) para seleccionar automáticamente las impresiones y optimizarlas a nivel de impresión. El RTB Marketing se encarga de automatizar el proceso de ubicación de los anuncios, seleccionando los usuarios a los que mostrar las impresiones, basándose en los datos que un anunciante considera pertinentes para la campaña. Concretamente, en una campaña de programática, un anuncio sólo puede mostrarse en un sitio web específico si el usuario adecuado está navegando por esa página.

Razones por las que la programática impulsa el ROI y merma los riesgos

Como ya hemos visto, la compra programática trata de la compra, la colocación y la optimización automatizadas de publicidad digital según ciertas reglas empresariales, donde tanto la oferta como la demanda no son “humanos”. Este proceso, que se lleva a cabo con la ayuda de Inteligencia Artificial (IA) y ofertas en tiempo real (RTB), se emplea principalmente en publicidad display, vídeo online publicidad móvil.

Hace unos años, los anunciantes se sintieron tentados por la compra programática por el atractivo de obtener unos CPMs más bajos. Pero ahora, debido a la obtención de ROIs mejorados, está aquí para quedarse. Estos ROIs pueden lograrse a través de una combinación de los siguientes factores:

Mayor eficiencia

El RTB permite a los profesionales del marketing aprovechar publicidad específica y segmentada, además de ser una técnica muy eficaz. La razón principal es que posibilita que los anunciantes sólo paguen lo que, para ellos, cuesta cada impresión. En el pasado si, por ejemplo, querías alcanzar a personas “adictas” a las compras, colocarías tu anuncio en lugares relacionados con las compras. Con el RTB, los anunciantes pueden segmentar sus anuncios a usuarios concretos. Pujar por audiencias de gran valor en lugar de inventarios abiertos, maximiza la eficiencia del anuncio, así como el ROI.

Capacidad para integrar y aprovechar los datos de forma efectiva

La compra programática trabaja con tecnología automatizada, lo que mejora la eficiencia de las campañas. Esto significa que se pueden recopilar y analizar los datos de una forma eficaz, y aprovechar esos conocimientos para mejorar el rendimiento de las campañas.

Además, la programática permite al anunciante comprar directamente de la fuente en lugar de tener que pasar por las agencias, lo que ha provocado que el proceso de compra de anuncios se simplifique en gran medida. Esto se traduce en una menor necesidad de negociar el precio adecuado, ahorrando mucho tiempo y dinero a los anunciantes.

Oportunidad de optimizar y recalibrar las campañas en tiempo real

La publicidad programática posibilita a los anunciantes realizar un seguimiento de las métricas de las campañas y ajustar aquellas basadas en el rendimiento. Además, crear una nueva campaña clonando otra idéntica, ahorra tiempo y puede generar mayores beneficios.

Mayor potencial de segmentación

Con compra programática es más fácil segmentar la audiencia en listas de marketing, facilitando el impacto en el usuario adecuado, en el momento preciso y en el lugar apropiado. A medida que la tecnología evoluciona, mejorará la precisión y la exactitud de la segmentación del público. Esto significa leads altamente cualificados, un CPC más bajo y un ROI mejorado.

Mayor transparencia en el seguimiento y los informes

Hace tiempo, algunas redes publicitarias fueron criticadas por no saber dónde se mostraba un anuncio después de haber sido enviado al publisher (portal online que vende su inventario). Sin embargo, a través de la programática, los anunciantes pueden seleccionar las impresiones relevantes para la campaña y pujar por ellas según su valor. De esta manera, el flujo publicitario es 100% transparente para la marca y se ejecuta de acuerdo a una segmentación y unos criterios de compra determinados.

Capacidad de ejecutar campañas en múltiples plataformas digitales

Con la programática, el anunciante puede lanzar una campaña sin problemas. La naturaleza automatizada de la compra programática quiere decir que las audiencias y los anunciantes pueden conectarse a través de cualquier dispositivo (PC, tablet, mobile), en cualquier momento y en cualquier lugar. Todo en una fracción de segundo.

La compra programática elimina todos los procesos manuales gracias a un tipo de publicidad en el que se analizan algoritmos, se filtran las impresiones de los anuncios; y se combinan con datos de uso de los usuarios. Esto ahora permite a los anunciantes especificar aún más los presupuestos y objetivos de las campañas.

La programática, tanto para los anunciantes como para los publishers, tiene una gran cantidad de beneficios que la publicidad tradicional no es capaz de proporcionar. Y, como creemos que seguirá prosperando, los expertos en marketing tendrán que adoptar la publicidad programática y fijarunos presupuestos que serán más rentables que los tradicionales y generarán un ROI más alto.


 

Si te ha gustado este artículo, tal vez te interese:

10 consejos sobre campañas de marketing para eCommerce

Retargeting como estrategia de marketing

Marketing y Música: las mejores campañas musicales para marcas

Marketing en vídeo: claves para emplearlo en tu eCommerce

Tendencias de marketing musical para 2017

Suscribirse

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ACEPTAR